miércoles, 13 de junio de 2012

Viejas amargadas, crianza de mierda, sociedad asquerosa


¿Para cuándo querrá la vieja de la cola del supermercado que deje los brazos, los besos y los mimos para mi niño?¿Por qué tendrá, la buena mujer, esa obsesión con que mi chico no se acostumbre a los brazos a sus tiernos dos meses recién cumplidos? ¿No sería peor que en vez de a los brazos se acostumbrara al crack? ¿Nos extrañaremos cuando tenga 18 años y no me quiera dar un beso? ¿Me quejaré amargamente por ello? ¿Será que no se ha acostumbrado a recibir y dar amor?

¿Por qué en las recomendaciones de las revisiones pediátricas insisten en pasar a un bebé de 3 meses a su cuarto? ¿Por qué desaconsejan el colecho y recomiendan métodos conductistas avalados por dudosos estudios que, por cierto, no referencian?

¿Por qué sigo asombrándome de que madres de mi entorno sólo hayan dado el pecho 2 meses a sus bebés argumentando la retirada de leche? ¿Por qué sigo justificándome delante de ellas por la lactancia prolongada de mí grande? ¿Por qué me da apuro sacarme la teta delante de ellas para amamantar a mi niño? ¿Por qué me siento una hippy greñosa a su lado?

¿Por qué el viejo de la cola del supermercado afirmaba orgulloso que sus padres nunca le cogieron en brazos? ¿Será por eso que tiene esa mujer amargada? ¿Habrá sido feliz en su vida? ¿No tuvo suficiente con vivir la posguerra que ahora alienta el desapego entre madre e hijo? ¿Será precisamente por eso?

Señor, perdónalos porque no saben lo que hacen...

38 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues en eso estamos!!! Gracias por el comentario. Besos :-)

      Eliminar
  2. Es lo que tiene el desamor: cuando recibimos desamor en la infancia, nos empeñamos en que todos los demás sean tan infelices como nosotros.
    Y así, desde la vieja del super hasta el Estivill hasta Hitler... se fabrican los hijos de puta del mundo.
    Tú, a lo tuyo! :-)
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ileana por el comentario... como siempre, gran reflexión. Eres lo más! Besos fuertes :-) Begoña

      Eliminar
  3. Ni saben lo que hacen, ni saben lo que dicen. Disfruta de tu lactancia, de tu apego, del amor desenfrenado por tu chico y por tu grande, y que se metan sus opiniones por donde amargan los pepinos, ¡he dicho! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, Pues sí, yo a disfrutar y a pasar del mundo, que es mi práctica habitual, pero a veces, hay que soltar "lastre" por algún lado, verdad? Besos

      Eliminar
  4. Pues sí hija q pena de sociedad en la q se piensa q llevar cinco meses dándole el pecho a tú hijo ya es mucho, como me pasa a mi y cuando les digo q pienso seguir mínimo hasta el año se echan las manos a la cabeza "te va a dejar las tetas para el arrastre" y Yo siempre les respondo: y para q están? Pues para darle de comer a mi hijo y a quién no le gusten q no mire, y Lo de dormir con el no te digo nada!! Y Yo siempre pienso en la pena q me dan el q no se hayan despertado con Su hijo cogiendoles la cara con sus pequeñas manitas y sonriendo con toda la bocaza preciosa abierta!! Ese es el momento de felicidad más grande q se puede experimentar, así q Lo siento por ellos q se metan sus opiniones y sus tristes vidas por donde puedan la mía es plena y feliz viendo la sonrisa de mi bebé al despertar con el cada mañana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena respuesta ¿para qué están? Ya ves, para lo mejor del mundo que es dar alimento y amor a tu niño :-). Besos

      Eliminar
  5. Coincido con MiPequeñoKoala...... que les den! Si son unos amargados me parece muy bien, pero que dejen de intentar amargar a los demás!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total! Para amargarnos siempre hay tiempo y motivos. Besos

      Eliminar
  6. Enhorabuena por tu blog en general, y por este artículo en particular, diciendo lo que tantas pensamos.

    Sólo añadir que si las que nos gusta coger a nuestros bebés en brazos y darles muchos besos y abrazos, generalmente no les decimos a otras mamás que den más tiempo la teta, que eso de que la leche se retira por arte de birlibirloque es una tontería, que sus bebés necesitan que les cojan más, que no les dejen llorar en sus cunas y un largo etc. ¿Por qué narices nos tienen que decir a nosotras a todas horas y sin pedirlo, lo que hacer y lo que no hacer?.

    Toda esta apología del desapego se curaría leyendo un poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo, si yo no opino sobre la falda de la vieja o sobre su melena cardada... ¿por qué ella piensa que puede opinar sobre lo más íntimo e importante de mi vida... mis hijos? Besos

      Eliminar
  7. Ufffff, no encuentro una foto mejor!!!! Tu de als mías!!!!! A cagarse en tó!! sólo faltaría, leñe!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, ja... pues sí, a veces no queda otra :-)

      Eliminar
  8. Ainss cuántos porqués??? pero mira cada cual a lo suyo, a ver si poquito a poco la gente vive y deja vivir! Yo también estoy rodeada de amigas que se les retira la leche, anda y a mí en dos años ni en broma, somos magas!!! Saludos y me he reido (por no llorar) mucho con esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que sí, que somos magas... Ole por nosotras!!! :-) Besos

      Eliminar
  9. Esta mañana me ha gritado una vieja (amiga de mi madre) cuando llevaba a mi bebe en brazos "ay la vas a malacostumbrar", he seguido de largo y he tenido que murmurar: " vete a tomar por ...."
    Pues eso, sociedad asquerosa.
    Menos mal q leo blogs como el tuyo y me reconforta encontrar plasmados mis pensamientos.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que leer blogs nos libre de algo de tesión contra el mundo :-) besos

      Eliminar
  10. Cuando encuentres las respuestas a todas esas pregumtas me lo cuentas, porque yo tampoco lo entiendo.

    la gente tiene unas ganas de meterse donde no le llaman . . . .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo... cuantas ganas de opinar, eh??' Besos

      Eliminar
  11. Tienes razón en todoooo!!!! Yo me cosería mi hijo a mi para estar siempre juntos. A veces me siento amenazada por los comentarios de la gente, q no se por q pero tiene q opinar de todo. Si quiero a mi niño con locura q pasa??y si me lo quiero comer a besos???y si me cuesta tanto separarme de el??no soy mas madre que nadie, solo soy madre y me encanta serlo.
    Caro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final parece que por querer a nuestros hijos somos delincuentes... ayyyyyyyyy!!! Besos Caro...

      Eliminar
  12. Se puede decir mas alto pero no mas claro :)

    ResponderEliminar
  13. ¿Por que tenemos que luchar constantemente contra el mundo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo, que no tenemos suficiente con las cosas que nos rodean, con la crisis, con el curro, con educar a nuestros hijos, con... miles de cosas con las que preocuparnos que también tenemos que andar justificándonos. Besos Rebe.

      Eliminar
  14. Ya sabes a palabras necias... sigue disfrutando!

    ResponderEliminar
  15. Hola... Lleue aquí por un blog amigo... Yo te digo que las mandes al demonio y disfrutes a tu hijo. Es hermoso ser mamá... Un abrazo. Espero me puedas visitar alguna vez...

    ResponderEliminar
  16. No se... yo nunca me he encontrado comentarios así ...

    Creo que es importante transformar lo que nos rodea y no creo que con desacreditaciones, insultos, victimismos, desprecios a los demás lo consigamos.

    Me duele leer " la vieja" y el " viejo" ... son personas como tu y como yo, dignas de ser respetadas. No podemos despreciar y perdir que nos nos desprecien . Probablemente si en vez de irte para casa con ese resquemor hubieras intentado acercarte y explicarles con una sonrisa, quizás les hubieras ayudado a reflexionar. Una vez tan sólo una señora me dijo " le vas a malcriar con tanto brazo", me giré y le dije sonriendo " sí, le voy a aconstumbrar a sentirse querido ". La señora me sonrió y me dijo " pues tienes razón ". Si me hubiera ido maldiciendola ninguna de las dos hubieramos ganado nada.

    Perdona que sea tan franca, pero es no creo que aplaudir como gran reflexión a llamar hijos de puta a nadie sea una actitud que transforme nada, ni que nos lleve al mundo en el que queremos que nuestros hijos vivan, ni a que ellos se sientan seguros de sí mismos, al fin y al cabo un insulto no hace tanto daño a la persona que lo recibe como a la persona que lo emite.

    Lo dicho, disculpas por la sinceridad.

    ResponderEliminar
  17. Hola Caminem plegats, pues probablemente lleves razón y, en un mundo ideal, todos deberíamos tener tiempo, ganas y ánimo para contestar con una sonrisa a cualquier cosa... con educación, sin insultos... seguro que nos iría mejor.

    En relación con el comentario de Ileana, en mi opinión, ella califica a un tipo de personas por su nombre, no creo que en ese caso sea un insulto como tal... ella llama a las cosas por su nombre, ¿o podemos negar que Hiler era un "hijo de puta"? que lamentablemente existen.

    Gracias por tu reflexión, además, insisto, llevas razón, pero no sería sincera si no dijera que pienso cada una de las palabras que he escrito.

    Un beso y sigue paseando por este blog cuando quieras.

    Begoña

    ResponderEliminar
  18. Lamento terriblemente por ellos, por no conocer el verdadero amor de madre, y por los hijos.
    saludos.
    http://mamaxdieta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. La de consejos de estos que se escuchan en toda parte, a mí aún me retumban las palabras de una enfermera "moderna" de unos 23 años, sin hijos, super borracha (hablaba de las fiestas que se dio el fin de semana y en un mes calculaba haber bebido al menos tres veces hasta caer borracha):
    Señora no le de de mamar sentada que coge brazos y se le hace costumbre, dejela que llore un rato para que desarrolle pulmones, después va a estar usted esclavizada a que ella quiera que la alcen cada rato...
    Y así, miles de consejos desaconsejables

    ResponderEliminar
  20. Son gente amargada, no hay nada mejor que tener a tu en brazos y recibir su amor y cariño. Sólo nos queda esperar que esa mentalidad vaya cambiando. Besitos

    ResponderEliminar
  21. Absolutamente genial, que les den a todos!

    ResponderEliminar
  22. La amargura, la mala leche y la ignorancia no son patrimonio de las "viejas" como tú las llamas.Tengo 51 años,soy profesora de ciclos formativos(educación infantil e integración social)y alucino cuando oigo algunas opiniones sobre crianza o educación de los niños/as.Parecen sacadas del siglo XIX.Vaya, que tengo ideas más avanzadas sobre educación(y sobre la mayoría de cosas)que esas florecillas veinteañeras a las que doy clase

    ResponderEliminar
  23. Mas amor y menos bla bla bla!
    Espero que todo siga bien... yo tengo mi nene de 23 meses y aun le doy pecho, colechamos y si te digo que me duele la espalda bastantito... pero verlo felizmente dormido a mi lado y que hasta aveces me empuje queriendo mas espacio me hace feliz.

    Si me averguenza que lo haga delante de los abuelos y los tíos, por el morbo que genera (vaya tí@s mal pensados) y cargarlo pues si me cansa pero los amo, y una mami solo quiere que sus hijos la abracen... malo seria si no!

    PD Pues nada que cai en tu blog y me gusta que te expresas como si yo lo hiciera! saludos!

    ResponderEliminar
  24. MUY BUENA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  25. Me has quitado las palabras de la boca!!!! Ja,ja,ja,ja...
    PD: Te acabo de descubrir y tienes nueva seguidora... me has encantado!!!!

    ResponderEliminar